Transformando la adversidad en victorias

La historia de José es tiene muchas fases. De ser el hijo menor de Jacob a tener los más grandes sueños y compartirlos con sus hermanos. Recibió el oprobio de ellos aunque eran divinos y proféticos para él. Su peor momento fue cuando fue vendido y dejado por muerto en una zanja y recogido por extraños. En ese momento, Dios estaba con él y lo salvó. El final de este drama de la vida real lleva a José a enfrentarse a unos hermanos debilitados y necesitados del perdón de José mismo.

Comenzamos por el final:
"Es verdad que ustedes pensaron hacerme mal, pero Dios transformó ese mal en bien para lograr lo que hoy estamos viendo: salvar la vida de mucha gente." (Génesis 50:20 NVI)

1. No importa si tenemos la razón, puede ser un revés.
"Cierto día José tuvo un sueño y, cuando se lo contó a sus hermanos, éstos le tuvieron más odio todavía," (Génesis 37:5

2. Las circunstancias y problemas no te definen.
"Cuando José llegó adonde estaban sus hermanos, le arrancaron la túnica especial de mangas largas, lo agarraron y lo echaron en una cisterna que estaba vacía y seca." (Génesis 37:23, 24)
-La adversidad nos obliga a huir, fizarnos o pelear contra ellas.
-son muchas las emociones negativas que salen cuando tenemos reveses en el camino.

4. Esta etapa nuestra se trata de transformar las circunstancias y reveses en victorias.

5. Dios está contigo en todo momento.
"Mis trajines y descansos los conoces; todos mis caminos te son familiares. Tu protección me envuelve por completo; me cubres con la palma de tu mano." (Salmos 139:3, 5)
-el plan de Dios nunca es dejarte por muerto ni terminado

Vale mencionar la historia de Reed Hastings, fundador de Netflix que por un recargo de $40 por una película no devuelta cambió la forma de alquilar y ver películas en casa; y de paso sacó a Blockbuster Video del mercado.

Victorias:
- Ideas frescas
- Proyectos nuevos
- Innovación
- Reinvención personal, profesional y ministerial
- Perseverar hasta ver resultados positivos.


El poder de Dios hará una obra completa y magnífica en medio de nuestra desesperación. Gen. 50:20(b)
-es Dios quien puede transformar ese mal en bien si le dejamos el espacio abierto y confiado.



Pastor Pedro Torres