Hoy declaramos que ES TIEMPO DE VICTORIA para todas nuestras vidas y todo nuestro entorno.
- Desde hoy en adelante vamos a aprender lo que es la verdadera victoria en el reino de Dios.
- Todos tenemos batallas pendientes en espera de un resultado.
- Victoria siempre viene como producto de una lucha.
- Podemos decir que entramos a este año con una fe probada que solo nos puede llevar a un resultado: VICTORIA

Victoria es el resultado de enfrentar las luchas con sabiduría, valentía sabiendo que Dios es quien nos la da.

  • Victoria (heb.)- tēshuw-ah, liberación dada por Dios a través de la participación humana, salvación.
  • Victoria (gr.)- nikos, derrotar algo totalmente


Toda victoria tiene unos pasos y unos requisitos.

1. La victoria del cristiano proviene del Señor:
"El malvado es inflexible en sus decisiones; el justo examina su propia conducta.  De nada sirven ante él la sabiduría, la inteligencia y el consejo.  Se alista al caballo para el día de la batalla, pero la victoria depende del Señor." (Proverbios 21:29-31)

2. La FE es el requisito interno de toda victoria:
"Porque todo el que ha nacido de Dios vence al mundo. Ésta es la victoria que vence al mundo: nuestra fe". (1 Juan 5:4)

3. La victoria personal, familiar y eclesial viene cuando unimos nuestro conocimiento, experiencia y sabiduría:
"Con sabiduría se construye la casa; con inteligencia se echan los cimientos. Con buen juicio se llenan sus cuartos de bellos y extraordinarios tesoros. El que es sabio tiene gran poder, y el que es entendido aumenta su fuerza.  La guerra se hace con buena estrategia; la victoria se alcanza con muchos consejeros." (Proverbios 24:3-6)
- Toda victoria se trabaja pero el Señor la trae a su final
- Victoria es un principio multidimensional

4. Jesucristo es el único agente mediador de nuestra victoria:
54 "«La muerte ha sido devorada por la victoria.» «¿Dónde está, oh muerte, tu victoria? 55 ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón?» 57 ¡Pero gracias a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo!" (1 Corintios 15:54, 55, 57)
- Toda victoria envuelve una derrota del enemigo.

5. Hay que defender lo que Dios te ha dado:
"Estuvo con David en Pasdamín, donde los filisteos se habían reunido para la batalla.  Allí había un campo sembrado de cebada y, cuando el ejército huía ante los filisteos, los oficiales se plantaron en medio del campo y lo defendieron, matando a los filisteos.  Así el Señor los salvó y les dio una gran victoria."

(1 Crónicas 11:13, 14)

Nuestras luchas internas son:
- Dudar
- Decisiones
- Pasiones (Stgo. 1:1)
- Naturaleza pecaminosa

Nuestras luchas externas:
- Como criar
- Enfermedades y padecimientos
- Economía
- El sistema del mundo (kosmos)


A todas estas cosas que nos suceden hay que confrontar
para ver una victoria real en Dios.


Pastor Pedro Torres

                                                                                 CONTINUARÁ

2017... Año de Victoria